Tristán e Isolda

jueves, 5 de febrero de 2015


Buenas!

Poco a poco voy poniéndome en marcha de nuevo, y aunque sigue faltándome tiempo para hacer todo lo que quiero, apenas me ha costado volver a coger el ritmo (idea, apunta, busca piezas, prueba, ¡ooak!)

En esta ocasión, otra pulsera en forma de torque, "Petit-Crû":

Pulsera "Petit-Crû" -VENDIDO-

Isolda "La rubia", también conocida como Iseo, Yseult o Gráinne, es hija del Rey de Irlanda, esposa del rey Marco de Cornualles y amante de Tristán en la leyenda de origen celta "Tristán e Isolda", recogida en el ciclo artúrico.

Dicha leyenda relata el idilio entre estos dos personajes, quienes representan simbólicamente la Luna y el Sol. Al contrario de lo que se podría pensar, Tristán personifica la Luna, mientras que Isolda encarna el Sol (en las lenguas célticas la Luna es de genero masculino y el Sol, femenino).


El "Petit-Crû" es un animal mítico, un juguete encantado otorgado por un hada al Duque Gilain como testimonio de amor. Su cascabel mágico borraba las tristezas y llenaba de felicidad a quien estuviera en su presencia.

Aparece en el relato "Tristán e Iseo", recogido en el libro "Flor de leyendas", de Alejandro Casona:

"Todos sus dolorosos recuerdos desaparecieron en un instante, y con el olvido la felicidad bajó a su corazón. Porque ésta era la maravillosa virtud del cascabel: que su sonido borraba del pensamiento todos los recueros tristes. Tristán, emocionado ante tal sortilegio,  pensó enseguida en conquistar el cascabel mágico para enviarlo a su amada. [...]

Iseo recibió el presente de manos de su doncella, y al hacerlo sonar, sintió que todas sus penas desaparecían. [...] «¡Ah! -pensó la enamorada-. Tristán sufre, mientas yo olvido. Él ha tenido este cascabel en sus manos y ha preferido enviarme a mí la alegría, guardando para sí toda amargura. No quiero ser feliz así. Tenga yo mis recuerdos, por dolorosos que sean, y sufra mi corazón lo mismo que sufre el corazón de Tristán.»

Entonces cogió el regalo maravilloso y lo hizo sonar por última vez. Después, por el ventanal abierto, tiró el cascabel al mar."

Publicar un comentario