Cómo reciclar sandalias

jueves, 7 de junio de 2012


Buenas!

¿Os habéis encontrado alguna vez con un par de sandalias que parecen sacadas del siglo pasado en la mano y no habéis sabido qué hacer con ellas? "Tirarlas a la basura y comprarme otras nuevas o volver a guardarlas y hacer como que no he visto nada, ¡esa es la cuestión!"

¿En algún momento habríais pensado que se podrían reciclar?

Vale que unas sandalias nuevas pueden salirte por dos duros, pero ESTAS sandalias tienen algo que nunca tendrán las nuevas que te compres...


...porque puedes elegir el material, el color y la terminación que más te guste, con lo que tu par de sandalias será ¡único en el mundo! ^^

Además son muy sencillas de hacer y vienen genial para el veranito, practicas el arte del reciclaje, te ahorras unos chavos...
 
¿Qué, te animas? ;)

Material necesario:

Un par de sandalias viejas que conserven la suela en buen estado (preferiblemente "de dedo")
5 metros de cuerda de algodón o tiras de tela del color que prefieras
Un aro de metal o madera
Tijeras
Cutter
Pegamento rápido
Cuentas, cascabeles, botones, conchitas... cualquier adorno que queráis para rematar.



¡Al turrón!


1Para empezar, hay dejar la suela "virgen", es decir, sin cuerdas, plásticos, cintas... Sólo la suela. Depende del tipo de sandalias, pero si usas unas unas de dedo (como he hecho yo) las suelas se te quedarán preparadas con los agujeros necesarios.

Si no, tendrás que hacer un agujero en el centro de la parte delantera (para la tira del "dedo") y dos agujeros laterales en la parte posterior.

CONSEJO: Mucho cuidado a la hora de manejar tijeras, cutter y demás. ¡No queremos un ejército de mancos! >_<

2Cortar las tiras necesarias para la confección de la sandalia. Yo he utilizado cuerda de algodón en color negro, pero también se puede utilizar tiras de tela, lana...

Para cada sandalia tendrás que cortar:
- 1 tira de 1,40 metros
- 2 de 20 cm.
- 2 de 27 cm.
- 1 de 30 cm.

Ahora hay que anudar las tiras al aro de metal. Podéis ver cómo se hace en los pasos 2, 3 y 4.
Empezamos con la de 30 cm...

3Metemos los extremos por dentro del lazo...

4Apretamos bien y ¡listo!

5Tenemos que hacer lo mismo con las tiras de 20 cm., dejando la de 30 cm. en el centro.

6► A continuación cogemos la tira de 1,40 metros y la doblamos por la mitad.
 Hay que anudar las dos tiras restantes (las de de 27 cm.) a unos 9cm. del centro recién doblado. 

7Anudamos esta tira de 1,40 metros, centrándola bien, en el aro de metal.

8Queda pegar y anudar esta estructura a la suela.
Para ello, tenemos que meter los dos extremos de la tira de 30 cm. en el agujero del "dedo" y hacer un doble nudo para que quede bien sujeta y no se suelte.

Hacemos lo mismo con las tiras de 27 cm. que sujetarán la parte posterior de la sandalia, las que anudamos en el paso 6 a la tira larga. Las metemos en los dos agujeros laterales posteriores y ¡nudo al canto!

9Hacemos unos cortes horizontales en los laterales la parte delantera, a unos 4 cm. por debajo del agujero del dedo, y pegamos con pegamento rápido las dos tiras de 20 cm. dentro de estos cortes.

10Para rematar, adornamos los extremos finales de las cuerdas que se atan al tobillo con cuentas, cascabeles, botones, conchitas... ¡Cualquier cosa que se os ocurra!
Si no queréis complicaros la vida, un simple nudo también vale ;)



Espero que os haya gustado este tutorial, pero sobre todo que os animéis a reciclar.

Como siempre, os aconsejo que no os ciñáis a este modelo en concreto; buscad ideas y formad vuestro propio diseño con los elementos que más os atraigan, ¡sed creativos! :)

6 comentarios:

  1. ¿Y no te hacen daño las cuerdas al caminar?? Voy a intentarlo con suelas de esparto y cintas de cuero plano. A ver qué tal queda, ¿sabré mandarte foto???

    ResponderEliminar
  2. ¡Para nada! Las cuerdas no hacen ningún daño. Es más, son tan ligeras que a veces me pregunto si las llevo puestas XD
    Si quieres enviarme una foto pásamela al email (ooak_craft@hotmail.com), así seguro que me llega ^^

    ResponderEliminar
  3. Bueno, ya he conseguido enterarme en tiempo y forma cuando me haces un comentario en tu blog. Ayer me di cuenta de que tenía que darme de alta en los avisos al mail y claro, antes sólo me enteraba de que me contestabas porque entraba a cotillear tus novedades. Voy poquito a poco pero voy¡¡ Bueno, tengo muy buenas intenciones de hacer manualidades pero tampoco tiempo...Tu blog me está animando a recuperar ese afan reciclador que llevamos en los genes, proque sabrás que esto es de herencia, verdad???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Herencia de la buena jejeje ;)
      Yo es que aunque esté ocupada trabajando (últimamente no me dejan ni respirar) siempre saco algo de tiempo para inventar algo... Incluso en los descansos que tengo entre un turno y otro! Me llevo un "kit básico de creación espontánea" y ale, a pasar el rato XD

      Eliminar
  4. hola! que bien ver que no he sido la unica con esta idea y que puedo aprovechar para dar la gracias a todos lo que quieren reciclar, usar la fantasia y evitar mas basura en este mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo! ^^
      Muy bonitas tus sandalias recicladas con macramé, por cierto... Un buen ejemplo de cómo reciclar sandalias mediante otros métodos!

      Eliminar