Cuida tus ooaks


Prevención

Para que tu nueva pieza de bisutería dure mucho más tiempo, aplica una ligera capa de laca de uñas transparente (a ser posible del tipo top coat) sobre toda la superficie metálica (NUNCA sobre cuero o cuerina, hilo de algodón, cristal o gemas).

Además, deberías guardar tus piezas en joyeros, cajas cerradas o bolsitas de tela.
La continua exposición a la luz, el aire y el polvo puede dañar tus piezas mucho más rápido de lo que crees. Si no dispones de un joyero, reserva una cajita de madera o una bolsa de tela para guardar tus ooaks; ¡te durarán como nuevos mucho más tiempo!

CONSEJO ESTRELLA: La plata tiende a ennegrecerse con la humedad del ambiente. Para evitarlo, coloca una bolsita de gel de sílice en el interior de tu joyero. Verás cómo tus joyas de plata se conservan brillantes y limpias.

Evita el contacto con el agua. Las artesanías pintadas, metálicas o con elementos pegados podrían estropearse si las mojas. Procura mantenerlas secas para que conserven su brillo y color originales.

Evita golpes e impactos. Todas las piezas, especialmente las fabricadas con masilla o cristal, son frágiles. Si se caen o sufren un fuerte impacto, podrían quebrarse. ¡No las maltrates! 



Mantenimiento

Limpia tus piezas de bisutería tras cada uso frotándolas con un paño limpio.

Cada dos o tres meses, frótalas con un cepillo de cerdas blandas en agua tibia y jabón neutro y seca con un paño suave. Si las piezas contienen cuero o cuerina, hilo de algodón o similar, cristal o gemas, frótalas en seco con bicarbonato para evitar que se estropeen los materiales no metálicos.



Abrillantado

Con bicarbonato: Humedece un paño suave, espolvorea un poco de bicarbonato sobre el mismo y frota con cuidado la superficie de la pieza. Aclara con agua y seca con un trapo limpio. Funciona perfectamente como alternativa ecológica a los productos de limpieza para plata.

Con aspirinas efervescentes: Introduce dos aspirinas efervescentes en un vaso de agua, deja que se disuelvan y luego mete las piezas a abrillantar. Deja actuar unos 5-10 min. y luego frótalas con un trapo limpio.

Con desmaquillante al agua: Frota toda la pieza con un algodón empapado en desmaquillante y deja secar. La pieza recuperará su brillo automáticamente.



Restauración

Puedes reparar piezas de bisutería oxidadas o desgastadas aplicando esmalte de uñas de un color similar al de la pieza en cuestión. Una vez seco, protege con una capa de esmalte transparente, preferiblemente del tipo top coat.

IDEA: Puedes variar el color de la pieza con este método si aplicas el esmalte en el color que prefieras en vez del color original.

Algunos camafeos y otras piezas pintadas están rematados con una cobertura lacada transparente; estas coberturas tienden a enturbiarse por la humedad o el contacto directo con el sol. Píntalas con una fina capa de laca de uñas transparente para devolverle la transparencia original.



Reparación

Si a pesar de todos estos trucos y consejos tu bisutería no recupera su esplendor, recuerda que siempre puedes encargarme la reparación de cualquier tipo de accesorio (dentro de mis posibilidades) incluyendo cambio de cierres, cadenas, abalorios...