Cómo hacer joyeros de pared

miércoles, 19 de septiembre de 2012


Buenas!

¿No tienes ni idea de cómo mantener ordenados todos tus collares, pendientes y pulseras?
Si los metes en una caja, se enredan; si los cuelgas en un corcho, se acaban ensuciando...

¡Tengo la solución perfecta!


Hoy os mostraré cómo hacer dos tipos de joyeros de pared de una forma muy fácil, económica y práctica: para collares y pulseras o para pendientes.


Material necesario:

Para el joyero de collares y pulseras
► Una caja de madera con tapa de cristal de unos 30x40cm,
► Un martillo,
► Papel de lija para madera,
► Unos alicates,
Papel adhesivo del color que quieras (yo he utilizado negro),
Pegamento instantáneo,
Chinchetas de cabeza gorda,

Para el joyero de pendientes
Todo lo anterior (excepto el pegamento y las chinchetas) + una red metálica maleable.

 
¡Al turrón!

(Los dos tipos de joyeros se hacen igual, sólo cambia el último paso)

1Cogemos nuestra caja de madera (yo la compré con separadores porque no la encontré sin ellos. Si encontráis una que no los tenga, podéis ahorraros el siguiente paso).

2Abrimos la tapa y, con mucho cuidado, vamos dándole golpecitos a las maderas de separación para desprenderlas.

Lijamos los restos que hayan podido quedar para darle una textura homogénea.

3Recortamos unos trozos de papel adhesivo para pegarlos en el fondo y en los laterales interiores.

CONSEJO: Alísalo bien para que no queden esas antiestéticas burbujas que se puedes ver en la foto.

NOTA: Puedes sustituir el papel adhesivo por papel de regalo; para pegarlo necesitarás cola blanca diluída en un poco de agua y un pincel ancho para aplicar la cola sobre el papel. Tardará en secar un par de horas.

4Tomamos las chinchetas de cabeza gorda y les quitamos el pincho con unos alicates.

Opcionalmente, podemos pintarlas para adaptarlas al diseño de nuestro joyero.
Yo las pinté de negro para que se integraran con el fondo, pero también se pueden pintar de colores chillones e incluso ponerles alguna pegatina o brillante para que destaquen.

Las pegamos en hilera con el pegamento instantáneo dejando dos o tres centímetros de separación.
A la hora de pegarlas, ten en cuenta hacia dónde quieres que se abra la puerta. Yo las pegué de manera que, al colocar la caja en vertical, la puerta se abriera hacia la izquierda.


Como puedes ver en la foto, he puesto una hilera de cinco chinchetas arriba y dos chinchetas en la parte inferior: éstas últimas son para poner pulseras o gargantillas.

5Este paso sustituye al 4 si quieres que tu joyero sirva para colgar pendientes.

Recortamos un trozo de red metálica maleable del mismo ancho que el interior de la caja y unos 10cm de más de larga.

Le hacemos unos dobleces triangulares a la red con los alicates. Tienen que quedar como montañitas triangulares.
Yo hice tres dobleces, los dos de arriba para pendientes cortos y el de abajo para pendientes largos.


¡Y ya está! :)

Mantendrás tus collares, pulseras y pendientes ordenados, a salvo del polvo, la oxidación y el ennegrecimiento; podrás decorar la pared de tu habitación con tus propias joyas ¡y no tendrás que preocuparte por no saber dónde meter la caja!

Recordad que podéis adaptar el joyero a vuestras necesidades: podéis hacerlo sólo para anillos o pulseras, para pendientes de pincho (ponedle gomaespuma en vez de alambre), combinarlos todos a la vez... Decorad su exterior, hacedlo con una caja más grande... ¡Lo que se os ocurra!


2 comentarios:

  1. Aaaaay, pobres cajitas... con lo bien que vienen con separadores para las hamas... x'DD

    El joyero de collares me ha encantado, pero el de los pendientes me ha enamorado *O* A ver si me animo a hacer alguno ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, me alegro de que te molen ^^ Que no te siente mal destrozarlas, ¡eran cajas malvadas que gastaban todo el papel higiénico y luego no lo reponían! >__<
      Coñas aparte, si quieres te ayudo a conseguirlo todo y a montarlo la próxima vez que me pase por casa para rapiñar mermelada y hojaldres de chocolate...
      (づ ̄ ³ ̄)づ Tú-turu...

      Eliminar